8

Puyitas con el reto #ResiduoCero

Pues vengo del mercado. Empiezo por la pollería, a comprar pavo para mi novio (de momento no se ha pasado al lado oscuro de los comehierba). La mujer comienza a sacar la pechuga y a coger un papel y le «grito»:

—No, no, no, sin papel ni nada.
—Pero es que tengo que pesarlo…
—Da igual.
—¿Sí?
—Sí, sí.

Se dispone a cortarme algunos filetes y Sigue leyendo

Anuncios
4

Nuevo adoptado: Hugo, el caracol

Hace un par de meses tuve una conversación con mi padre:

Padre: La vecina que se ha ido me regaló plantas, ¿quieres alguna?
Hija: No, que soy muy patata, se me mueren siempre.
Padre: Son de esas grasas.
Hija: Ponme diez.

Pues bien, no sólo me llevé plantas grasas inmortales, sino que Sigue leyendo

0

Palabras para Cisco

En mi colegio, casi en cada clase había un niño con algún tipo de discapacidad mental. A ninguno nos ha ido mal en la vida o, por lo menos, NO POR ESO. Tener a un compañero con este tipo de diferencias te enriquece.

Hace poco leí esta noticia: Sigue leyendo

0

Oídme bien…

El otro día fui a mi tiendecita de productos de limpieza e higiene favorita. Tenía a dos personas delante, así que me puse a chafardear qué cositas nuevas había. Cada cierto tiempo sacan algo, y normalmente me dan una alegría, porque son cosas que cuesta encontrar.

Justo se nos habían acabado los bastoncillos de los oídos en casa, no habíamos Sigue leyendo

0

#ResiduoCero: todo un regalo

A pesar de que hace meses que voy tan atareada que no tengo tiempo para hacer la compra como me gustaría y algunas veces acabo comprando pasta envasada y similares, hago mis mayores esfuerzos para reducir todos mis residuos. Normalmente trato el tema desde el punto de vista de la compra, pero “todos mis residuos” es “todos mis residuos”. El otro día, por Reyes, Sigue leyendo

1

“¡¡¡No, no, no, no, no, no me des bolsaaaaaaaaaaa!!!”

¿Ya tenéis interiorizado el grito de guerra? Quien ya suela ponerlo en marcha seguro que entiende por qué lo pongo así :P…

Es bastante impactante ver lo normalizado que está que las tiendas nos den automáticamente bolsa para todo. Lo más ridículo son las bolsitas de plástico de las farmacias. “A ver, copón, ¿no ves que llevo mochilita? ¿No ves que llevo bolso? ¿No ves que ya llevo otra bolsa —de tela, claro, jiji— en la mano, con mucho hueco para poner la cajita de la copa menstrual?”.

Esto es un gran agravio para el planeta y para el bolsillo de los negocios. Lo que se ahorrarían en bolsas, ¡lo que podrían reinvertir en mejores productos, sueldos más justos…! Pero no va a pasar hasta que todos tomemos consciencia y tengamos interiorizado que por ir de la farmacia a casa con una cajita en la mano no nos va a pasar nada, que una caja de zapatos en brazos de la tienda a casa no es una de las 12 pruebas del Olimpo, que por dos plátanos que compremos podemos meterlos en el bolso directamente (o, insisto, llevarlo en la mano si pronto llegas a casa)…

DSC_0451

Recapazo (regalazo + capazo) que me dieron por Reyes y que no me esperaba y que me mató de la ilusión. ¡¡Tiene funda lavable y todo!! Ultramono. Lo más.