De cuando te mareas en el trabajo

Durante años he traducido y corregido materiales fantásticos: libros, cómics, series, videojuegos… El mundo editorial y audiovisual es lo más, me llena, me encanta, es vocacional a más no poder. Sin embargo,  este enero comencé a tratar con otro tipo de materiales a los que nunca antes me había enfrentado. Y es un horror. Es todo interesantísimo, pero un horror: reportajes de muchas cosas que ocurren en el mundo. Imaginad.

Me sigue llenando mi trabajo y sigue siendo vocacional (porque tampoco he dejado lo demás, sólo lo he aparcado un poco un par de meses por el ritmo de faena), porque creo que lo que traduzco es necesario que se sepa, es información, es realidad. No obstante, enfrentarme cada día a tanta violencia, pobreza y tristeza en el mundo es muy duro. Ya no es sólo el tute de hacerse maratones de horas de trabajo, sino el impacto emocional que me supone. Y hoy ya incluso me he mareado. Sangre, operaciones casi improvisadas, niños enfermos y heridos… Y muertos, claro. Tengo que apartar la vista. Tengo que parar. Sabiendo que luego tengo que ponerme de nuevo.

En todas partes todo anda mal. Aquí y en la China Popular. Sí, todos tenemos lo nuestro. Y no, que tú vayas o no vayas a la peluquería una vez al mes no afecta demasiado a que un niño muera en un tiroteo. Pero tu actitud y tus actos diarios cuentan mucho, porque afectan a quienes te rodean, que a su vez influyen en quienes les rodean, y así hasta llegar a esa familia que huye de la guerra o que vive en un basurero (aunque mucha gente opine que es mentira, o exagerado). Me imagino a tanta gente leyéndome y pensando “otra cursi soltando pamplinas”… Pero es así.

stress-864141_1920
Nuestras vidas son trepidantes, no nos tomamos los respiros necesarios, todo son prisas, prisas y más prisas, todo tiene que ser ya. Y entonces no reflexionamos sobre cómo estamos viviendo. ¿Queremos llegar a la típica escena de ser unos abuelitos que se arrepienten de no haber vivido mejor, con más paz, con más amor? ¿Tenemos que llegar al punto de vivir siempre enfadados con una o varias personas, cada 2×3? ¿Hace falta crearse enemigos nuevos todos los días? ¿Es necesario llegar a arrepentirse de no haber perdonado, escuchado o comprendido más?

Lo más fácil para tratar mal a otras personas, a los animales o al medio ambiente es que te traten mal a ti primero. Ahí empieza todo. Si me cabrean y me joden la vida, ¿yo por qué luego tengo que tener cabeza para intentar comprender y hablarle bien a alguien que pone a parir a toda una raza o etnia? ¿Por qué debo tratar con respeto y mucha calma a alguien que repudia a los homosexuales? Pues por dos razones:

1.-Seguramente lo necesitan, no creo que hayan recibido mucho amor y afecto de verdad en la vida. Más bien presión por parte de la familia y la sociedad. Y tienen que ver que quienes está criticando o quienes defienden a los que está criticando no son una amenaza y se alejan mucho de la realidad que ellos creen.

2.-Porque se consiguen más cosas por las buenas que por las malas. Al menos se consiguen mejores cosas. Por las malas podemos tener efectos inmediatos, pero perecederos. No es sostenible una situación a la que se llega a regañadientes, con humillación, dolor o sangre por medio.

Evidentemente, vivir así CUESTA UN GÜEVO Y MEDIO. Requiere mucho esfuerzo, pero vale la pena. Y eso que dudo que nadie lo consiga a la perfección. Yo, ahora mismo, estoy peleada con mi propia madre (no entraré en detalles, pero está justificado xD); y hace poco tuve que quitar de mi amistad en FB a una persona que me tocó mucho las narices con el tema de la diputada que se llevó al bebé al Congreso (otro ejemplo de cómo no meter cizaña en la vida de los demás), y es la primera vez que lo hago desde que tengo el perfil de Bichitera (y eso que son muchas más las cosas que leo que no me gustan). Pero ya hace unos 4 años que empecé a plantearme las relaciones y la vida de otro modo, e incluso me he dedicado a hacer las paces con personas del pasado que ni siquiera forman parte de mi vida activamente, pero alivia muchísimo saber que si te las encuentras por la calle o lo que sea puedes volver a saludarlas incluso con cariño, porque también viviste mil cosas buenas con ellas, y porque pasara lo que pasara eso no ha acabado fastidiándote la vida, así que… ¿por qué no perdonar y disfrutar más y mejor? Tristemente hay un par de personas que se me resisten, pero no pierdo la esperanza, jeje…

Yo os animo a intentarlo, a intentar poneros siempre en el lugar del otro (¿le estará haciendo la vida imposible su jefe?, ¿hará 5 años que cobra una miseria o nada?, ¿se le estará muriendo un familiar?, ¿estará pasando por una ruptura dolorosa?, ¿tendrá un trauma o depresión escondidos?, ¿le habrán maltratado?, ¿le acosarían en la infancia?, etc…). No se trata de ir mandando besos y ánimos a esas personas que día a día vemos cómo maltratan animales o personas, pero sí se trata de relajarnos con personas de nuestro entorno que a veces nos causan otro tipo de molestias, molestias mucho más tolerables, comprensibles y afrontables. Todos tenemos un mal día, y la mayoría de conflictos, en realidad, no son personales, sino un reflejo de los problemas de nuestras vidas.

Hale, como véis, hoy necesitaba soltaros mis mandangas, desahogarme. Necesito que nos encaminemos todos en otra dirección, para así poder traducir y corregir sólo vídeos de gatetes y de historias felices. ¿Necesitáis desahogaros vosotr@s de algo? 😉

PD: no creáis que no me cago en mucha gente en el día a día, que no maldigo a asesinos y maltratadores en un primer momento; pero luego, cuando me calmo, de cara al público y de cara a ellos, procuro armarme de paciencia y comprensión. Supongo que esto es confundible con la falsedad, pero está a años luz, es algo muy diferente que si no entendéis ahora tal vez lo entendáis en un futuro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s