“¡¡¡No, no, no, no, no, no me des bolsaaaaaaaaaaa!!!”

¿Ya tenéis interiorizado el grito de guerra? Quien ya suela ponerlo en marcha seguro que entiende por qué lo pongo así :P…

Es bastante impactante ver lo normalizado que está que las tiendas nos den automáticamente bolsa para todo. Lo más ridículo son las bolsitas de plástico de las farmacias. “A ver, copón, ¿no ves que llevo mochilita? ¿No ves que llevo bolso? ¿No ves que ya llevo otra bolsa —de tela, claro, jiji— en la mano, con mucho hueco para poner la cajita de la copa menstrual?”.

Esto es un gran agravio para el planeta y para el bolsillo de los negocios. Lo que se ahorrarían en bolsas, ¡lo que podrían reinvertir en mejores productos, sueldos más justos…! Pero no va a pasar hasta que todos tomemos consciencia y tengamos interiorizado que por ir de la farmacia a casa con una cajita en la mano no nos va a pasar nada, que una caja de zapatos en brazos de la tienda a casa no es una de las 12 pruebas del Olimpo, que por dos plátanos que compremos podemos meterlos en el bolso directamente (o, insisto, llevarlo en la mano si pronto llegas a casa)…

DSC_0451

Recapazo (regalazo + capazo) que me dieron por Reyes y que no me esperaba y que me mató de la ilusión. ¡¡Tiene funda lavable y todo!! Ultramono. Lo más.

Hace tiempo que le declaré la guerra a Carrefour en el ámbito de las verduras y la fruta. Se proclaman superverdes con sus bolsas reutilizables (las de plástico “duro”, las grandotas), pero…:
1.-Te obligan a colocar cada tipo de verdura y de fruta en diferentes bolsas de plástico que luego, encima, no vas a poder reutilizar para nada de nada, porque te hacen la gracieta de “CHIS”: sellártela con la pegatina mortal del código de barras. Con esto, además de contaminar brutal e innecesariamente (aunque chuleen de que no), tratan de ladrón al cliente y tratan de mangante o incompetente a su emplead@, porque ya me dirás tú por qué no me pueden pesar ellos cada pieza por separado y luego juntarlo todo en una sola bolsa y poner allí todas las pegatinas que hagan falta (SÍ, INCLUSO AUNQUE QUIERAN JODERME LA BOLSA USANDO LA PEGATINA PARA SELLARLA).

2.-Por si fuera poco, al entrar te hacen sellar con una bolsa de plástico totalmente irreutilizable otras bolsas de plástico que (por desgracia) ya lleves. Ya de entrada se saltan a la torera lo de la ecología y, de propina, te tratan de manguis (para variar).

Aunque en general ya no voy mucho allí (casi siempre porque necesito arena para mis gatos y una de ellos me gusta y, de paso, compro alguna cosita más PEROVERDURASNO), ni tampoco al Mercadona, por lo menos en este último cada uno se pesa lo suyo, puede cerrar la bolsa de forma que luego le sirva para otra cosa y, además, a mí jamás me han puesto pegas por poner diferentes verduras y frutas en una misma (sólo te piden que procures no pegar las etiquetas muy juntas, porque les dificultas un poco la tarea al pasar los códigos por el “bip”). Por cierto, chiquiconsejo para algunas verduras si vais a Mercadona: si cogéis plátanos y alguna pieza suelta más de algo, pesad ambas cosas por separado y después enganchad ambas en alguno de los plátanos. ¡Bolsa fuera! 🙂

Ya he cogido costumbre de ir a la verdulería de la esquina y, a veces, a Frescuore o Casa Ametller, que son cadenas pero no te obligan en ningún momento a coger bolsa, y puedo guardarlo todo en mi supercapazo ❤ Por cierto, en Casa Ametller (al menos donde yo voy) tienen huevos A GRANEL y, ojo, ¡del número 1! Yo siempre llevo mi misma caja de cartón, que ni siquiera es de su tienda, pero no me dicen nada 🙂

Pues nada, yo os ruego e insisto en que tratéis de interiorizar que no son necesarias todas estas bolsas con las que nos bombardean. Y, para que os inspiréis, os animo a hacer como todas estas grandes figuras y os paséis a las bolsas de tela:

Virginia Woolf siempre compraba libros llevando una bolsa de tela.

Virginia Woolf siempre que compraba libros los llevaba a casa una bolsa de tela.

Elizabeth Magie, la creadora del Monopoly, primero quiso crear la bolsa de tela, pero ya existía.

Elizabeth Magie, la creadora del Monopoly, primero quiso crear la bolsa de tela, pero ya existía; y a otra cosa mariposa.

Rembrandt siempre guardaba los pinceles aún manchados de pintura en una bolsa de tela. Y a veces la usaba para ir a comprar patatas, que, total, venían con una de tierra que no importaba que la bolsa estuviera manchada.

Rembrandt siempre guardaba los pinceles aún manchados de pintura en una bolsa de tela para que no se secaran. Y a veces la usaba para ir a comprar patatas, que, total, venían con una de tierra que no importaba que la bolsa estuviera manchada.

Anuncios

Un comentario en ““¡¡¡No, no, no, no, no, no me des bolsaaaaaaaaaaa!!!”

  1. Pingback: Puyitas con el reto #ResiduoCero | El arca de los bichitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s