Vale, abandono Inditex, ¿ahora qué?

Bien, a raíz del revuelo de la donación que Amancio Ortega (fundador de Zara y una de las personas más ricas del planeta gracias a la explotación laboral a sus dotes de emprendedor) ha hecho a la sanidad gallega para reírse un poco más del mundo (y no es la primera vez, parece que es todo un filántropo), ha vuelto a salir a la luz la cuestión del millón: “Buf, es que tienen a gente esclavizada, yo no quiero colaborar en eso”. Por si alguien todavía no lo sabe, esas prácticas son generalizadas, no son sólo Inditex, Primark y H&M, sino prácticamente todas las tiendas a las que habéis ido. Mango, el Corte Inglés, Nike (¡se pronuncia “naiki”, qué cosas o___o!), Calzedonia, Adidas… Un sinfín, nene.

coil-218986_1920

Claro, pensaréis “pues es que tú lo has dicho, no hay alternativa”… Tataratáaaa *mota musical* Por suerte, no es así 🙂 Hay muchísimas alternativas, muchas, y la mayoría a nivel local, lo que pasa es que suele tratarse de negocios pequeños que o bien sólo tienen una diminuta tienda física o sólo están en Internet, o una combinación poco exitosa a la hora de darse a conocer a un público grande.

El caso es empezar a buscar poco a poco. Intentar encontrar noticias, blogs, anuncios, webs… de empresas que se comprometan con toda una cadena de fabricación y venta digna e —idealmente— sostenible (que usen algodón orgánico, que rechacen los tintes contamintanes, etc.). Al final de este pot os dejo unos enlaces de FB a partir de los cuales creo que podéis iniciar vuestra nueva búsqueda.

Ahora bien, como ya iréis viendo, los precios ya no son esos a los que nos han acostumbrado estos últimos años. “No me puedo permitir una camiseta a 25€”, dirán algunos. Y aquí es cuando pasamos a la cuestión: ¿cuántas pretendes comprar? Esto está ligado al Residuo Cero, pues se clasificaría en la segunda R, la de “reducir”. Yo tampoco puedo comprarme 5 camisetas al año por ese precio, ni 3 vestidos de 75€ cada uno; pero… ¡menos mal, es que no lo necesito! 😀

¿Cuántos de los que me estáis leyendo no tenéis el armario bien alimentado? Y ¿cuántos de vosotros os ponéis casi siempre lo mismo? Como ya os animé en una publicación anterior, en los casos en los que realmente no podáis permitiros cierta compra y, por lo que sea, necesitéis una determinada prenda: ¿qué tal, pues, si empezáis intercambiando ropa con amigos o familiares? No sé por qué aquí hay mucho tabú con eso, quizá porque en su momento no había otra opción de verdad y la gente lo ve “de pobre” (y lo pobre es despreciable, todo el mundo lo sabe). Opino que deberíais darle una oportunidad a la experiencia; es chulo ver que algo que a ti te gusta pero que no te pones jamás acaba disfrutándolo tu amiga (en mi caso) o, al revés, que esa prenda que a ti te gustaba tanto y que ella ha aborrecido ha pasado a tus manos. Otra alternativa es intercambiar, comprar y vender de segunda mano (y hoy día hay veinte mil plataformas para ello). Sí, no sólo comprar y vender, la gente también está dispuesta a hacer un trueque, e incluso se montan jornadas enteras para ello (¡este fin de semana, en Barcelona!).

Así podemos ir haciendo, hasta ese día en el que de verdad te has enamorado de una prenda o de verdad necesitas algo con garantías de que esté impecable, y hasta ese día has podido ahorrar suficiente a base de no comprar otras mil prendas que también iban a acabar muertas de risa en el armario.

 

Ya podemos dejar atrás los miedos y dar un paso hacia una vida más sostenible y coherente con nuestros principios. Yo desde abril de 2013 no compro nada que se salga de estos parámetros y sigo viva. (En general no he comprado apenas nada, porque con las ideas que hoy mismo os he dado no me ha surgido ninguna necesidad especial). Incluso he conseguido que las personas que han querido hacerme un regalo se cercioraran antes de la procedencia de la ropa o el calzado 🙂 Seguro que alguna vez me he colado o me la han colado, pero vaya, aunque nunca he sido de comprarme mucha ropa , el planeta y la sociedad seguro que agradecen la diferencia en el tipo de consumo. ❤

Aquí os dejo los enlaces prometidos para que comencéis a bucear por el mundo de la “moda lenta”:

de Armario a Armario
rebelroot
GreenLifeStyle
sunsais
ecoology
slow fashion nextmoves to slow fashion
fashion revolution
xiro

Por cierto, en el mundo pinup hay decenas y decenas de marcas que fabrican en EE. UU., el Reino Unido, Alemania, España… ¡es una pasada! (es que me encanta el rollo xD).

¿Os atrevéis a no volver a pisar un Zara, ni para hacer un regalo, al menos hasta que cambien sus políticas? ¿Vais a reducir las veces que compráis ropa al año? ¿Os animáis a proponer un trueque entre varios amigos para deshaceros de esa ropa que JAMÁS os ponéis y, de paso, quizá conseguir algo a cambio chulo?

Anuncios

2 comentarios en “Vale, abandono Inditex, ¿ahora qué?

  1. Hola,

    Ultimamente estoy siguiendo vuestro blog y os quiero dar la enorabuena por vuestra labor gran labor de divulgación que estais haciendo. Aprovechando me gustaría saber si es posible que estos enlaces que habeis puesto en el FB también sea posible verlos sin entrar en este entorno….por ejemplo directamente de la web (si es que existe).

    Muchas gracias por adelantado y ánimos!

    Señor amónimo.

    Me gusta

    • ¡Hola, señor Anónimo! Su nombre me recuerda a mi tío Antonio. No sé si acabo de entender su pregunta, pero tengo previsto crear un par de espacios en el blog (¿a eso se refiere con “web”?) en el que recolectaré información diversa, entre ella varias cosas que comparto en FB.

      ¡Gracias a usted por leerme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s