Discriminamos a los bebés

«Otra vez la tarada esta soltando memeces», «¿va a añadir “bebés” a la lista de cosas que le ponen de mal humor?», «¿a los bebés? ¡Ay, no! ¡¿Quién, dónde, cuándo?! ¡Hay que recoger firmas!»,«¿”discriminamos”?, por mí no hables».

Txeee… todo el mundo se calme. Hoy quiero introducir un tema bastante alejado de la ecología y los animaletes. Es día de entrada de «Crítica».baby-347766_1920

Quiero hablar un poco del machismo imperante en todo el globo y en cómo lo fomentamos todos aunque luego clamemos contra él. Ya antes de que nazca un peque, muchos quieren conocer el sexo para ir preparando cosas. Porque, claro, si es niña, rosa, si es niño, azul; si es niña, hadas y princesas, si es niño, coches y cohetes; si es niña, vestiditos, si es niño, tejanos reshulos. Ya está, ya nacen envueltos de aberración, aunque no sean apenas conscientes de ello. Y, a medida que crecen, seguimos metiéndoles en la cabeza que son diferentes, y cosas como que uno es más fuerte y el otro más débil. Por no hablar de lo horrible que me parece ponerles pendientes a las recién nacidas. A ver, señores, ¿qué tan importante es que la gente CONFIRME que debajo de esa mantita rosa (que también se la habéis comprado adrede) hay una vulva? ¿Tan importante es como para imponerles una estética y robarles la posibilidad de elegir unos pendientes por sí mismas?

¿Sabéis qué pasa cuando no paramos de comunicar a las niñas la idea de que son florecillas indefensas, y a los niños que son unos machorros fortísimos? Pasa que al final esas niñas se lo creen y no tienen fuerza de espíritu (no vamos a negar que, por lo general, el cuerpo masculino es más fuerte y resistente), y pasa que al final esos niños se lo creen y piensan que lo de matarnos pisotearnos es normal, natural, viene en su genética y no lo pueden remediar.

Ni ser niña ni ser niño es mejor, ni querer ser lo contrario es malo; cuántas veces me he planteado que la transexualidad y el travestismo no son más que señales de una sociedad opresora, donde diferenciar el sexo y el género son demasiado vitales, donde no prima el individuo ni sus cualidades, sino si tiene un rabo o un par de tetas. Sobre todo me repatea que tenga que existir un concepto como el travestismo y que, encima, se vea como algo malo, algo a rechazar (la transexualidad seguro que tiene un componente más biológico, en mi opinión, ya que estás deseando tener otro sexo, tengas la orientación que tengas). Obviamente, todo esto liga con toda la discriminación a la que se ha sometido y se somete al sector homosexual; se trata, de nuevo, de una obsesión con si una persona tiene escroto o clítoris, ¡como si no hubiera aspectos más importantes a la hora de formar una relación amorosa o sexual!

En fin, señoritos y caballeras, que no podemos seguir alimentando la brecha de salarios sexista, la brecha de oportunidades sexista, la violencia de género, los asesinatos sexistas, las violaciones (mayormente hombre>mujer), las mutilaciones genitales… Así, pues, desde aquí os pido que, si no lo hacéis ya, veáis a vuestros hijos más allá de su sexo,  como seres pensantes y sintientes que forman parte de una sociedad plural… y os animo a leerles cuentos de princesas y princesos que se rescatan unos a otros, a inventaros historias sobre guerreras y guerreros, a comprarles o fabricarles juguetes de todos los colores —¡variando!—, a transmitirles el amor por vuestras aficiones a ambos por igual (¡cocina, automovilismo, costura, pintura, baile…!), a enseñarles que todos ponen y quitan la mesa, que no sólo las niñas ayudan a mamá a barrer, ¡que no sólo mamá barre, sino también papá!… Y un larguísimo etcétera. Y, sí, lo más fácil es empezar por no distinguir a tu recién nacido por un color ni marcarlo de por vida con unos pendientes. Y, siempre siempre siempre es cosa de todos, no sólo las mujeres debemos luchar por la igualdad, también los hombres debéis reivindicar que sois más que un pene, y que vuestras madres, hermanas, esposas e hijas son más que un par de trompas de falopio.

 

¿Qué opináis? ¿Lo veis igual? ¿Encontráis que es una exageración lo de los bebés? ¿Queréis añadir algo? Espero que aportéis mil cosas, y siempre desde el respeto.

 

Anuncios

5 comentarios en “Discriminamos a los bebés

  1. Te has dejado lo de “tan guapa como mamá” y “tan listo como papá”. Yo creo que hay que darles libertad para crecer como quieran y elegir lo que les interese…
    En cuanto a los pendientes yo me los puse cuando yo quise y quiero que mis peques (si tengo) hagan lo mismo.

    Me gusta

  2. Pingback: Ni una más | El arca de los bichitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s